Ser puente entre los saberes

Nuestro modelo educativo está enfocado en la formación integral de individuos comprometidos con su realidad mediante el desarrollo de la confianza en las ideas propias, el respeto a la diversidad, el medio ambiente y la capacidad de abrir puentes hacia la consolidación de una ciudadanía global más cerca de sus contextos.

El mundo actual nos requiere creativos, éticos y dispuestos a trabajar en equipo. ¿Cómo aprender mejor?

Contamos con horario extendido (8am a 5:30pm) y proyectos integrales para fomentar el autoaprendizaje y la colaboración.

Misión, visión y valores

Ante una época de cambios profundos en el modo de ver, entender y relacionarnos con el mundo, trabajar en equipo y seguir innovando se convierten en valiosas herramientas de acción.

Misión

Proporcionar ambientes de aprendizaje que incrementen la capacidad intelectual de niñas y niños en equilibrio con sus emociones, para que sean seres humanos felices; conscientes de sus fortalezas, y capaces de colaborar con otros para adaptarse a los cambios del mundo.

Visión

Consolidar una institución educativa para el siglo XXI mediante un modelo educativo sensible a los retos, necesidades y transformaciones del mundo actual. Aprender es un proceso individual que se nutre cuando nos relacionamos con otros, reconocemos y respetamos las diferencias, pero sobretodo cuando integramos saberes de manera práctica y cotidiana.

Es por eso que el próximo ciclo escolar (2018-2019) abriremos la primaria Bristol.

Valores

Cada ser humano es único y diferente a los demás. Posee afectos, emociones, intereses y valores particulares. Sin embargo, para que el niño tenga un desarrollo pleno son necesarios procesos de interacción donde ejercite sus habilidades y desarrolle otras nuevas. Nuestro modelo educativo propicia ambientes de aprendizaje idóneos mediante:

Respeto, 

entendido como la capacidad de aceptación de la diversidad de ideas, opiniones, gustos e intereses a la propia persona, al medio ambiente, a los seres vivos y a la naturaleza.

Bienestar interno y externo,

entendido como el valorar, mediante una cultura de la prevención que garantice el bien-estar, la salud física, emocional y mental que nos lleva a aprender a ser. (Delors, 1996)

Solidaridad

con el bien común, comprender las necesidades de otros para contribuir y comprometerse ante su solución, se trabaja desde la visión de ciudadano del mundo que nos hace solidarios con el cuidado del medio ambiente.

Responsabilidad

como una actitud de vida hacia un consumo racional, reflexionado y crítico que permita ver resultados a corto, mediano y largo plazo en cuanto al cumplimiento de tareas, el cuidado de sí mismo y hacia la sociedad.

Justicia

como una práctica para establecer principios éticos, honestos, basados en la verdad y en la noción de ser parte de una comunidad. ¿Cómo propiciar desde nuestros actos un ganar ganar?

Creatividad

vista como principio de voluntad, autodisciplina, pensamiento flexible, constancia y esfuerzo que permita resolver situaciones complejas desde un pensamiento lateral, adaptativo y favoreciendo la innovación.

 

Blog

Resiliencia, cómo desarrollarla en mi hijo

Lograr un perfil resiliente no está relacionado con no sufrir o con evitar vivir situaciones adversas, se refiere a cómo la persona tiene la capacidad de afrontar situaciones y reconstruirse.  

La adversidad es inevitable, pero sobreproteger a nuestros hijos impide que desarrollen su propio potencial para enfrentarla.

Modelo educativo

Se compone de 7 ejes que sintetizan la filosofía, dimensiones, componente teórico psico-pedagógico social y valores del colegio.

Puedes ver la infografía de nuestro modelo aquí.

1. El niño mediado.

Su competencia cognitiva es considerada y potencializada usando nuevos aprendizajes que le permitan una mejor adaptación a sus situaciones cotidianas y a su contexto como un ciudadano global activo.

2. Familia como contexto.

La más grande de sus funciones es la referida al proceso de socialización y culturización de los hijos, porque propicia los canales para la formación de la personalidad, el desarrollo de actitudes positivas y favorece respuestas emocionales y sentimientos de solidaridad.

3. Docente mediador vinculación.

Su actitud debe ir más allá de la interacción y trabajo con el material. Habrá de fungir como un docente que ejerce la mediación de forma responsable, afectiva y competente para el trabajo con la experiencia de aprendizaje mediado, que logre transformar la interpretación del medio que rodea a cada niño.

4. Aprendizaje global integral.

Los grupos ofrecen una extraordinaria oportunidad para que confluyan las diferentes capacidades de niñas y niños alrededor de un proyecto, una tarea-reto, caso o problema. Mismos que desde el particular nivel de desarrollo de los estudiantes, propiciarán ambientes de aprendizaje para el cumplimiento del objetivo didáctico. Potenciando el desarrollo individual de procesos cognitivos que se consolidan en la socialización con estudiantes de mayor o menor nivel de desarrollo dependiendo de sus fortalezas, áreas de oportunidad y zona de desarrollo próximo.

5. Evaluación.

La identificación de fortalezas de niñas y niños facilita el aprendizaje y desarrollo de áreas de oportunidad. Así como diseñar ambientes de aprendizaje que incorporen particularidades y retos para los individuos y el grupo.

6. Espacio físico intencionalidad.

Se encarga de cuidar cada detalle relacionado con la decoración, distribución de espacios, selección de los materiales y recursos didácticos.  Saber cómo está organizado un espacio y poder disponer de él, es un modo concreto de pertenecer y colaborar.

7. Tecnología digital como trascendencia.

Promover el interés por la cultura científica mediante el desarrollo de habilidades digitales, robótica pedagógica y la implementación del programa STEM (por sus siglas en inglés: Science, Technology, Engenieering and  Maths).